Es impresionante percatarnos de la rápida evolución de la tecnología en tan pocos años, esto a través del vídeo que nos proporcionaron de Genis Roca. Y de cómo esta evolución ha ido transformando varios paradigmas a través de solo tres generaciones, como por ejemplo “Acceder”, “Generar” y “Publicar” Nuestros padres accedían a la información, con prender la televisión por ejemplo; nosotros generamos la información y la generación de nuestros hijos o alumnos, están en toda la posibilidad de publicar información.

Y por otra parte a través del artículo de Antoni Brey La sociedad de la ignorancia obviamente nos invita a cuestionar  el avance en la apropiación del conocimiento ¿Qué tanto una persona logra realmente desarrollar conocimiento cuando se expone a tanta información?  Creo que es muy acertada su crítica a esta sociedad de alta tecnología que ha dado en pretender llamarse “sociedad del conocimiento” Cuando el conocimiento no lo hace el que uno se exponga a la información, como si ésta se captara por ósmosis y todo el proceso que implica en verdad hacerla nuestra y saber utilizarla se diera por sí solo. No ésto no es así. Llegar a conocer es todo un proceso de construcción  y deconstrucción de ideas. Como lo han estudiado tantos psicólogos centrados en el aprendizaje.

Creo que el reto actual no es solo que los estudiantes o cualquier persona aprenda, asimile la información, sepa distinguir ¿Para qué le sirve? ¿Cuál es el contexto de aplicabilidad de la misma? etc. Es decir no solo el reto es aprender sino que ahora el reto es tener habilidades para discernir que información es válida, creíble, suficientemente sustentada. Ahora necesitamos desarrollar habilidades para distinguir de entre la gran cantidad de información cuál si vale.

¿Qué si buscar las fuentes opuestas tiene sentido? Creo que sí, considerando éste proceso de construcción de ideas, algunos autores dicen que aprendemos haciendo categorías que incluyen o excluyen ideas parecidas o diferentes, es decir llevamos a cabo un proceso de armar conjuntos y hacer a un lado aquellos elementos que no pertenecen al conjunto o pertenecen a otro. Por lo tanto la información o fuentes opuestas nos ayudan a pensar o repensar a incluir o establecer diferenciar.

Creo que aprender en la red va implicando hacer uso de nuevas competencias como ya lo mencioné. sin embargo y muy de acuerdo con Brey creo que finalmente el alumno necesita el desarrollo de sus capacidades intelectuales para acceder al conocimiento, las cuales se desarrollan de forma paralela accediendo al mismo, es como decir se aprende a leer leyendo, por decir algo.

Por último me gustaría decir que  me resulta crítica la propuesta de Brey y me ayuda a pensar en un transformo que necesitamos ver y ayudar a ver en esta era tecnológica, tan centrada en la economía y no tanto en el verdadero desarrollo de las personas y las sociedades. Lo más alarmante de todo esto es que no nos conduzca al tan esperado desarrollo sino por el contrario. Creo que esto reposiciona en mi forma de pensar,  ciertas prácticas docentes que no dejarán de tener vigencia… ayudar a pensar a los muchachos quizás a veces a través de la reflexión de una simple frase o texto.  Término mi reflexión con está frase: “El que no piensa no aprende”

Anuncios